¿Merece la pena un trabajo de reparto?

¿Vale la pena el trabajo de conductor de reparto? ¿Deberías convertirte en un conductor de comida a domicilio?

Un repartidor en bicicleta

Estando aquí, es probable que estés pensando en convertirte en conductor de reparto de comida.

Numerosos servicios de entrega de terceros buscan constantemente nuevos empleados, como Uber Eats, Door Dash, Amazon Flex e Instacart, por nombrar algunos. Conseguir el trabajo no debería ser difícil, pero la verdadera pregunta es: ¿deberías siquiera considerarlo?

¿Vale la pena el trabajo de repartidor? ¿O sería un error convertirse en conductor de reparto?

Hemos entrevistado a muchos repartidores y hemos escuchado tanto cosas buenas como historias de terror. La verdad es que depende de ti y, más concretamente, de tus expectativas.

Ninguna reseña de los empleados puede decirle si la carrera de repartidor es para usted, pero podemos ayudarle a tomar una decisión informada diciéndole qué puede esperar y cómo son las cosas realmente en esta línea de trabajo.

Empecemos ahora mismo.

¿Cuáles son las ventajas de trabajar como repartidor?

Un repartidor que recibe el pago por el servicio

Empecemos con una nota positiva, con algunas ventajas notables de elegir esta línea de trabajo.

1. Ganancias flexibles y tarifas de entrega decentes

La mayoría de los trabajos de reparto te permiten trabajar todo lo que quieras -o necesites-. La mayoría de las veces, los repartidores trabajan como contratistas independientes sin garantía horaria ni salario mínimo.

En su lugar, trabajan en función de cada entrega, y eso puede ser algo positivo.

Una empresa no controla el trabajo del contratista (ni se le permite hacerlo), y eso significa que tú eres el jefe.

Los conductores reciben un pago por cada pedido que recogen y entregan al cliente. Pueden elegir trabajar tanto o tan poco como quieran.

Si eliges esta carrera, tú también podrás decidir si quieres un ingreso para llegar a fin de mes o quieres ganar más y poder ahorrar para algo.

Puedes hacer de tu compromiso un trabajo secundario, a corto plazo, a tiempo parcial o a tiempo completo.

Cuanto más se trabaja, más se gana. Por tanto, si un conductor dedica todas las horas posibles al reparto, el potencial es increíble. Sin embargo, si decides tomar ese camino, ten cuidado de no excederte y quemarte rápidamente.

¿Cuánto ganan los conductores?

La mayoría de los conductores ganan 11,50 libras por hora. Se les paga por cada recogida y entrega, pero también se les puede pagar por el tiempo de espera en el restaurante y la distancia recorrida. Los conductores también se quedan con el 100% de las propinas recibidas.

Lea más sobre el potencial de ganancias:

2. Horario de trabajo flexible

Si quieres flexibilidad y tiempo libre para tu familia, tus estudios o para hacer otra cosa, un trabajo de conductor de reparto puede ser la solución perfecta que estás buscando. El trabajo de conductor de reparto es una gran opción para los estudiantes, ya que pueden trabajar en torno a sus clases y su tiempo de estudio. Los padres también pueden ganar un sueldo medio o un dinero extra sin renunciar a su tiempo con los niños.

El reparto a la carta puede ajustarse a su apretada agenda. Como resultado, puedes planificar tu semana como quieras y ganar dinero en tu propio tiempo.

¿Por qué?

Pues bien, la mayoría de las plataformas de reparto te permiten elegir cuándo estás disponible para entregar. Por ejemplo, la aplicación Uber Eats solo requiere que toques el botón "Go", y estás listo para empezar a trabajar. Algunas plataformas de entrega de alimentos, como Amazon Flex, incluso permiten a los conductores reservar bloques de entrega con antelación.

3. Consejos y bonificaciones

La mayoría de las empresas de este sector permiten a sus conductores recibir propinas de los clientes. La mayoría de los clientes optan por dar propinas a través de la aplicación, y algunos son muy generosos.

Además, los conductores suelen recibir primas e incentivos por trabajar en horas punta o en días festivos. Al final del día, todo esto supone un aumento significativo de los ingresos. Muchos repartidores obtienen una media de 20 libras por hora de ingresos netos gracias a las propinas y las bonificaciones.

4. Rápidos pagos

Cuando se trabaja en un empleo normal, suelen pasar algunas semanas hasta que se recibe el primer cheque, y más aún si se paga mensualmente. En cambio, la mayoría de los trabajos de reparto se pagan semanalmente.

Todo lo que tiene que hacer es completar el proceso de solicitud, esperar a que se comprueben los antecedentes y presentar los datos de su compañía de seguros y de su permiso de conducir.

Puedes empezar a trabajar en cuanto te aprueben y ver cómo tus ingresos llegan a tu cuenta bancaria mediante un depósito directo antes de que termine la semana siguiente.

En algunos casos, existe la opción de cobrar sus ganancias al instante. Aunque esto puede ser útil a veces, le aconsejamos que no lo haga. ¿Por qué?

Es fácil que te olvides de reservar el dinero que necesitas para los impuestos y los gastos de trabajo (combustible, desgaste del coche, etc.).

5. No hay jefes que miren por encima del hombro

¿Le gusta ser microgestionado? Seguro que has dicho que no, y la mayoría de la gente también piensa así.

Como ya hemos mencionado, trabajar como contratista independiente te convierte en tu propio jefe. No hay requisitos mínimos de trabajo ni supervisores que miren por encima de tu hombro.

Planificas tu propio horario, decides cuántas entregas estás dispuesto a hacer y te pagan una tarifa de entrega. Siempre que hagas el trabajo de forma responsable, no tendrás que escuchar ninguna queja.

6. No llevarse el trabajo a casa y el estrés relacionado con el trabajo

El trabajo de reparto no incluye quedarse muchas horas (a no ser que lo quieras) ni llevarse el trabajo a casa. Tu trabajo comienza en el momento en que aceptas entregar alimentos o mercancías, y termina en el momento en que completas la entrega.

Si no coges otra entrega, habrás terminado el día.

Los niveles de estrés son mucho más bajos que cuando se trabaja en un turno normal de ocho horas en la mayoría de las oficinas. Es muy poco probable que pases las noches preocupándote por tus entregas pasadas o futuras.

El reparto de alimentos y mercancías es una tarea sencilla que no requiere conocimientos ni experiencia específicos: ¡cualquiera puede lograrlo!

7. Bajo compromiso

Si ves que tu sueldo es demasiado bajo y quieres más dinero o decides que quieres una carrera más prestigiosa que la de repartidor de pizzas, puedes levantar el ancla y seguir adelante. Así de sencillo.

El trabajo de entrega no suele requerir un preaviso de dos semanas. Si surge una oportunidad mejor, puedes aceptarla.

registro de trabajos de conductor de reparto¿Cuáles son las desventajas de trabajar como repartidor?

conductor de reparto en scooter

Y en cuanto a los posibles inconvenientes...

1. No hay garantías

No tener garantías es el mayor inconveniente de ser un contratista independiente. A veces, las cosas se ralentizan con una empresa y no puedes ganar suficiente dinero conduciendo para ellos.

La buena noticia es que usted toma su propia decisión. Así, si ves que no ganas tanto como esperabas con una empresa, eres libre de intentar encontrar otra con mejores tarifas de entrega.

Además, puede trabajar para dos o más empresas de reparto de comida simultáneamente y recibir solicitudes de reparto o pedidos de comida de diferentes empresas al mismo tiempo.

Conduces tu propio vehículo, ¿no? Basta con que enciendas otra aplicación.

2. Inversión inicial

Un puesto de reparto de comida suele requerir que tengas tu propio vehículo (una moto, un scooter o un coche). No es necesario comprar un coche nuevo, pero sí un vehículo que funcione, preferiblemente de bajo mantenimiento y que aguante bien el inevitable desgaste.

Tendrás que ser capaz de recibir ofertas de entrega, y para ello tendrás que tener un teléfono inteligente fiable con un plan de datos. La mayoría de la gente ya lo tiene, así que es posible que no tengas que invertir en ello.

3. Mucha interacción con la gente

Como conductor, tendrá que interactuar con muchos clientes y empleados de los restaurantes locales; eso está en la descripción del trabajo de conductor de reparto, pero también forma parte del buen servicio.

La comunicación será breve y dulce, pero incluso eso puede ser demasiado si eres una persona introvertida.

Claro que puedes asentir y no decir nada, pero nos tememos que eso te puede dejar con las manos vacías en cuanto a las propinas. No está de más saludar brevemente y desear un buen día a todos los clientes.

Después de todo, puedes tener tu tiempo a solas mientras conduces de un lado a otro. Pon tu música favorita o disfruta del silencio. Es mejor que tener a alguien conduciendo contigo e intentando entablar una conversación todo el tiempo.

Los introvertidos también pueden alegrarse de la política de "no contacto" de la pandemia del Coronavirus. Hoy en día, es habitual dejar simplemente el pedido en la puerta y seguir adelante; ¡no hay necesidad de charlar con los clientes a los que has entregado comida!

Conclusión: ¿Vale la pena un trabajo de reparto para usted?

Puede que el reparto de pizza no sea el trabajo de tus sueños, pero eso no significa que no debas considerarlo, al menos temporalmente. En realidad, al igual que cualquier otro puesto de repartidor, el reparto de pizza representa una excelente manera de obtener unos ingresos extra, o incluso un buen dinero.

Si quieres flexibilidad y libertad para tomar tus propias decisiones, las entregas pagan bien y te conceden todo eso. Hay algunos aspectos negativos, pero los positivos los superan con creces.

Nuestro último consejo es:

Considera todos los pros y los contras y entra con los ojos bien abiertos. Si crees que los repartidores no ganan lo suficiente o trabajan demasiado, hay muchos otros trabajos. Pero si quieres intentarlo, ¡inscríbete en Service Club hoy mismo!

registro de trabajos de conductor de reparto


Por favor, instale el tema requerido y los PLugins recomendados.